Desde edades tempranas, la mayoría de niños conviven entre dos espacios principales: laescuela y la familia. Es importante destacar que ambos espacios se complementan en la educación del niño siendo pilares básicos en los que el alumno se desarrolla de una forma plena y en un clima de confianza.

La relación entre familia y la escuela es colaborativa, creemos que la comunicación entre ambas partes es esencial para la creación de un ambiente propicio en la que los centros  escolares puedan contar con la participación de las familias garantizando el bienestar del menor al mismo tiempo que damos coherencia y sentido a la educación de nuestros hijos. La comunicación entre el hogar y el centro educativo se convierte en imprescindible con el fin de establecer una acción conjunta y coordinada que permita el desarrollo intelectual, social y emocional del niño.

Desde este punto de vista, pensamos que es vital que esa relación camine hacia un mismo sentido y con el mismo fin que es el de un desarrollo pleno de nuestro alumnado.

¿Qué vías de comunicación existen entre las familias y la escuela?

  • Jornada de puertas abiertas.
  • Conversaciones informales a la entrada o salida del centro escolar.
  • Aplicación Aula 1 o emails.
  • Tutorías, entrevistas y reuniones.

La comunicación fluida se convierte en la principal protagonista al mismo tiempo que se convierte en el pilar de la conexión que debe existir entre padres y profesores teniendo un contacto diario, donde también se crean oportunidades para que las familias disfruten de vivencias junto a sus hijos implicándose en el proceso de educación y aprendizaje.

La educación escolar de niños y adolescentes no es solo académica, el colegio asume al mismo tiempo el papel de ser un agente transmisor de valores que se ocupa de cada alumno a nivel personal. Es por ello, que consideramos fundamental que los maestros puedan tener un vínculo estrecho y fluido con los padres con el fin de tener un objetivo común como es el desarrollo global y armónico de los niños/as siendo una tarea compartida y de colaboración mutua.

 

Inma Quiñonero

Ir arriba